Entradas recientes

Presentación Mirador Urbano Regional III


Mirar: dirigir la vista hacia algo, fijar la atención en ello; en este caso en el mundo urbano regional que habitamos. Desde esa disposición estamos invitándonos a gestar miradas sensibles, aquellas que permitan abrir el sentido de la existencia y que vayan poco a poco, haciendo lugar de país desde un morar territorial alternativo.


¿Alternativo a qué? A la convocatoria forzada, a la reunión en torno a una sola mirada, a la manipulación de intereses, a la imposición de relatos, a la naturalización de la violencia que sobre todo opera en el lenguaje, incluso cuando se hacen llamados de paz o se expresan gestos filantrópicos. Alternativo a la instrumentalización del pensamiento y de las experiencias colectivas, a la negación de derechos, a la espera pasiva, a las prácticas sociales repetitivas, al bloqueo de las posibilidades de transformación, y claro, al irrespeto que se puede volver costumbre.


Este mirar es una convocatoria a explorar otro lugar de la experiencia, que acoja aquellas tentativas que no se ciñen en una sola línea política, espiritual o social, que van hacia el encuentro de lo plural, que no se afanan en programas declarativos urgentes e inmediatos; aunque se entiende que hay urgencias y que hay posturas preferibles que están en pos de la dignidad y la solidaridad humana.


El acto de mirar, la disposición a desplazarnos en el ver, nos está llamando a descentrarnos de un solo punto de vista, nos está invitando a encontrar horizontes. Hay muchos caminos que se cruzan en esta búsqueda que es comunal, de apertura, incluso de reconciliación. Agradecemos los textos que se comparten en esta ocasión y seguimos abriendo el espacio del Mirador Urbano Regional para aquellos y aquellas que se buscan en la escritura y en la reflexión del acontecer social y político de estos tiempos; se trata, no lo olviden, de un tejido para salir de la convencional formula de reflexionar a lo lejos, se trata de hablar desde la intimidad de lo público, se trata de reflexionar desde el propio domicilio.


Bienvenidos y Bienvenidas.


Archivo