Entradas recientes

El Camino no es Cortar Árboles, lo Esperanzador Sería Arborizar la Vida en la Ciudad


Y pensando en nuestra vida compartida leamos uno de esos diálogos que se dan por ahí en la ciudad:


- Ve, y ¿vos qué sabes de la protección del ambiente?, ¿ya escuchaste que querían tumbar unos árboles de la autopista? ¡Qué le pasa a ese alcalde!


- No solo al alcalde, a muchos se nos olvida que los árboles son habitantes de la ciudad, todo el mundo anda tirando los jardines, dañando los arbustos para pavimentar los suelos, para meter parqueaderos y abrir frentes de negocios. Da pena lo que quieren hacer el alcalde y sus delegados ambientales, pero nosotros también estamos haciendo lo mismo, vea el desorden de estas calles y vera que nos falta más conciencia a todos.


- Sí, tenés razón, el vecino ayer no más pavimentó tremendo antejardín bellísimo que daba sombra y engalanaba la cuadra dizque para abrir entrada a unos apartaestudios.


- Los árboles son un sustento de la vida en la ciudad, la ciudad no puede ser solo ladrillo, cemento, hierro y vidrio; ellos nos bridan múltiples beneficios: Mejoran el clima y la calidad del aire, reducen la contaminación atmosférica y el calentamiento global, disminuyen los impactos del ruido urbano, producen, protegen y conservan las aguas y los suelos, ayudan a sustentar la biodiversidad, generan corredores biológicos para el reino vegetal y animal que nos circunda...


- ¡Uy si!, por ejemplo cuando se ven pasar por los parques todas esas aves que viajan hacia los farallones, o cuando se encuentra ardillitas en los bosquecitos de los parques.


- Además los árboles dan oportunidad de recreación y salud, influyen positivamente en nuestro estado de ánimo colectivo, sirven para educar sobre la convivencia con la naturaleza, cuando son frutales nos alimentan, generan compromisos comunitarios y familiares, acompañan nuestras mascotas y valorizan paisajísticamente el entorno de habitamos.


- Ehh sí y dicen que hacen falta miles de árboles en Cali, vos que algo sabes de eso ¿qué sembrar y cómo hacerlo?


- No es solo sembrar sin reflexionar sobre la vida de los árboles, hay que saber hacerlo y comprometerse a cuidarlos; por ejemplo, hay mucha gente que va y abre el hueco en un parque o un andén y tira un árbol sin saber bien cuál es el tipo de especie que está sembrando y cuál es el plan para hacer que viva. Después entonces se vienen los problemas.


- Entonces, ¿qué hay que hacer?, decime a mí por lo menos...


- Primero, hay que seleccionar bien el espacio que sea suficientemente amplio y que sea adecuado a su proyección de crecimiento vegetal, preparando bien el suelo con abono previo; segundo, hay que seleccionar el tipo de especie que ojala sea nativa y que no sea inadecuada para el entorno urbano; tercero, hay que saber ubicar bien la siembra, tanto en términos de la dimensión adecuada como en términos de su localización, evitando que choque en el futuro con edificaciones, cableado etc.; cuarto, en el momento de la siembra debes rellenar bien el hueco con tierra abonada y centrar muy bien el árbol dejando un apoyo como cerca de protección y equilibrio, para que crezca bien; quinto, no puedes abandonar el retoño, tenés que regarlo permanentemente para que crezca sano; sexto, tenés que hacerle mantenimiento de fertilización sin usar químicos, pero buscando nutrientes naturales como el compost casero; séptimo, en la medida en que va creciendo hay que mantenerlo podado periódicamente y en eso, es importante estar siempre en comunicación con equipos de mantenimiento ambiental para que orienten el

crecimiento del ser vivo que es el árbol.


- ¡Uy es una tarea dispendiosa...!


- Sí, pero pensá en los beneficios y sobre todo pensá en que con esos esfuerzos que se hacen no se pueden estar cortando los pocos árboles que tenemos. Lo que tenemos es que sembrar más y mejor.


- Claro, lo que toca es trabajar bien y eso es lo que no les gusta a muchos sinvergüenzas que se la ganan fácil.​​

Jesús Darío González Bolaños.


Archivo