Entradas recientes

Rompamos el silencio


“Rompamos el silencio antes de que la mega minería rompa las montañas del Páramo de Santurbán”

Héctor de Aterciopelados.


Nuestros paramos, ecosistemas de alta montaña, cumplen diferentes funciones de gran importancia, no solamente para el país, sino también para todo el planeta, y no estoy hablando precisamente de beneficios económicos y de negocio que algunas miradas del oriente medio le han dado a estos sitios sagrados.


Recordemos que dentro de los servicios ecosistémicos, los páramos cumplen importantes funciones de aspectos ecológicos y culturales, estas zonas son consideradas fábricas de agua ya que aquí nacen una gran cantidad de ríos que abastecen el 70% de este preciado líquido para el consumo humano del país, la producción agrícola y la generación de hidroeléctricas; además, regulan el ciclo hidrológico de nuestra región y albergan una rica diversidad biológica de flora endémica y fauna. Son considerados también áreas de importante valor cultural ya que en ellos habitan poblaciones indígenas que consideran estos espacios sagrados y realizan allí sus trabajos espirituales y de conexión con la naturaleza. También en estas zonas habitan poblaciones de campesinos que viven de este territorio.


Sin embargo, pareciera que el concepto de riqueza del país estuviese más asociado a los millones de dólares en regalías que puede recibir por un proyecto que busca extraer aproximadamente 70 millones de toneladas (7 mil toneladas diarias de material), sin importar el valor profundo que tienen estos ecosistemas y los efectos colaterales que pueden traer este tipo de actividades tanto en la calidad del agua como en su biota.


Esto es lo que está pasando en el Páramo de Santurbán, con el Proyecto de minería a gran escala de Minesa en Soto Norte Santander; actualmente, los intereses por explotar las importantes reservas de oro en la zona de transición del Páramo, además de la lucha por el agua han hecho que gran parte de la población y algunos movimientos ambientalistas ciudadanos salgan a levantar su voz de protesta en contra de la mega minería y es que no solo para bumangueses y los santandereanos “El agua es oro”, para toda Colombia la situación de la mega minería está afectando en diferentes situaciones particulares.


No es suficiente presentar ante la ANLA (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales) Estudios de Impacto Ambiental poco fehacientes, donde no se muestren la verdadera realidad del impacto negativo ambiental de este tipo de actividades, se necesita que haya trasparencia en las autoridades ambientales para proteger seriamente nuestras estructuras ecológicas; ante esa ausencia es necesario que alcemos nuestra voz y exijamos nuestro derecho a la vida, al agua y a nuestros recursos naturales, antes de que solo sea

un panorama desolador.


Por eso motivo, la reciente movilización ciudadana por el páramo de Santurbán nos convoca a solidarizarnos con nuestros ecosistemas de páramo como una forma de apostarle a vida, lo cual implica acciones personales y colectivAque permitan hacer que las voces ciudadanas inconformes con el modelo que depreda nuestros bienes colectivos se escuchen pero sobre todo generar mecanismos de exigibilidad para preservarlos. Sólo así no haremos parte del silencio cómplice.


Referencias:

Soy Autónomo. (Productor). 2017. Debates Unab: Minería en Santurbán. [mp4]. De https://www.youtube.com/watch?v=bOs-0mj7Geg

Natali Sánchez Rojas.




Archivo