Entradas recientes

Nuevas Perspectivas de Participación Política Étnica en el Suroccidente Colombiano


A propósito de la necesidad de pensar de otra manera la participación política de las comunidades, en casos como las Circunscripciones Especiales Étnicas y las esperadas Circunscripciones Especiales de Paz que se están definiendo lentamente en el Congreso, es importante observar los procesos de las comunidades afrodescendientes que buscan recuperar de la lógica politiquera y mafiosa las curules asignadas para la representación política de sus pueblos, como de las comunidades indígenas del departamento del Cauca que buscan hacer de su representación un mecanismo para consolidar iniciativas propias de preservación y proyección de la cultura y de empoderamiento en sus territorios.


Se han conocido poco a poco, decisiones que van caminando en firme con la consulta y participación de las comunidades para que Francia Márquez, dirigente social de la Toma, Municipio de Suarez en el Norte del Cauca sea candidata a la Cámara de Representante por la Circunscripción Afro y de Feliciano Valencia, líder indígena Nasa, para ser candidato al Senado de la República por la Circunscripción Indígena, y seguramente ya se irán conociendo otros nombres para las Circunscripciones Especiales de Paz, que las comunidades en su autonomía se están adelantando a discutir para evitar que siga la suplantación de los intereses étnicos.


Esta dinámica enfrenta varios riesgos que las comunidades están tomando con gran previsión: por un lado, enfrentar las tradiciones clientelistas y mafiosas que compran votos y cambian electorados por puestos; por otro lado, urge salir del caudillismo, pues el hecho de que la elección de los aspirantes parta de reconocer su lugar en el trabajo social y comunitario por la defensa de la vida y el territorio, y del compromiso con las cosmovisiones ancestrales, con los planes colectivos y con la defensa de los derechos adquiridos, es un signo de esperanza y de garantía.


En los entornos urbanos tan permeados por las lógicas clientelistas, cuando se ha demostrado la gran capacidad de las mafias políticas para mimetizarse, para cambiar de piel, de rostro, de cuerpo; es decir, de estética y de formas organizativas, parece importante aprender de este tipo de procesos que adelantan los pueblos étnicos. Es necesario reflexionar sobre el voto consciente de cada ciudadano, el voto programático de cada elector, y eso sólo se logra si pensamos y actuamos en comunidad, en función de los intereses colectivos. Ojala el ejemplo de las comunidades del Cauca se consolide y se extienda para que salgamos de los delfinazgos y de los tristes espectáculos de compra-venta de votos y de sufrimiento el periodo siguiente, porque los electos con corrupción, se roban los recursos públicos y las esperanzas de los humildes.


Alberto Ladino.



Archivo