Entradas recientes

Horizontal



Vientos colmados de brisas Agitan las alas, hasta localizar la sonrisa, los juegos y la palabra honesta Como engranaje para la tranquilidad.

El aliento de los cielos, reprende ritmos de músicas incontemplables cotidianamente. La tierra entreabre sus labios casi en intensión de besar fruta fresca

Ah sorpresa! En el pecho nacen y se encaminan canticos para el agua, brotan y fluyen Ríos tibios y voraces Inundando los pozos de afecto. El sol reposa bajos éstos.

Sísmicamente, una helada se introyecta Y recorre la dorsal, expandiéndose donde tuvo lugar el aire primero que rozó el cuerpo vulnerabilizando el rostro, dilatando la abertura de los ojos, a los que la muerte les confirma que no somos más que restos.

Restos de una humanidad colmada de iras, sin sabores, de manos hermanas que nos van soltando dejándonos al borde del vértigo.

Desvanecimiento sin materia sólida, siendo sangre, plasma de agua la parca nos lleva a rondar por la galería de vivencias y recuerdos.

Se intuye entonces que en la extensa piel somos rastros de las caricias del aprendizaje, amores, caminos, todo aquello que talla brusca o comedidamente nuestro ser, persistiendo.

salud; vivan siempre aquí en el punto diafragmático donde se siente lo intangible, aquellxs que alimentan la tierra.


Archivo