Entradas recientes

Ensayar la Esperanza


Retomando diferentes conversaciones y análisis de este momento electoral, aun corriendo el riesgo de "caricaturizar" la disputa que hay en el momento, y sin olvidar que la matriz política nuestra es el bipartidismo del Frente Nacional, quisiera esbozar de manera general lo que los candidatos representan:

1. Vargas Lleras y Santos, representan una estirpe y elite política tradicional que siempre ha estado en el poder político y económico, que se muestran como estadistas o representantes de gremios y del establecimiento con un proyecto moderno liberal del siglo XX. Ellos se creen casi europeos.

Se debe reconocer que Santos tuvo la persistencia de propiciar una salida política negociada al conflicto con las FARC pero no es claro que Vargas quiera trabajar en la reconciliación del país, eso no se hace con cemento.

2. El Uribismo, que representa sectores emergentes, regionales (tipo caciques provinciales siglo XIX), ligados a economías ilegales y a beneficios económicos de la privatización/cooptación del Estado. Ideología conservadora-católica, ahora hablan de "esperanza" como recuperación del orden y preservación de la nación (vs Castrochavismo). Estos parecen "traídos de Miami".

3. De la Calle representa a un liberal social, de elite regional, promotor o defensor del Estado social de derecho y de los Acuerdos de Paz, pero ligado de todas maneras a los partidos tradicionales, al clientelismo liberal y paradójicamente hoy está nuevamente con el samperismo (con Cristo y su combo). Si él no es el candidato en una alianza los "votos" liberales se dispersan, vuelan para otros lados.

4. Fajardo y los Verdes son una alianza de diferentes sectores con un espectro "ideológico" muy amplio que va desde la derecha hasta el Petrismo, de alguna manera son como la encarnación de la clase media que no quiere tensiones, ni discusión o conflicto político. Por eso intentan representar la anticorrupción, la decencia y, ahora, el tema de la reconciliación como no polarización. Parecen más políticos de "vocación", aparecen como una de elite intelectual y académica, afectos a una noción de orden y con modelo de desarrollo globalizante y de competitividad. Y con muchas dificultades para comunicarse y dialogar con sectores populares.

5. Petro que busca representar una opción de cambio frente al bipartidismo y Frente Nacional, promotor de la paz desde los noventas y de la Constitución del 91, también habla de esperanza más desde un proyecto de inclusión y de opción para sectores que han estado por fuera de la riqueza y poder político, intenta encarnar una línea de líderes y proyectos políticos populares que la oligarquía frustró (Uribe Uribe, Gaitán, Pizarro) y la reconciliación como restablecimiento de derechos de las víctimas y No repetición de lo que dio lugar al conflicto. El Petrismo con sectores del Polo son los únicos que representan de verdad un proyecto de oposición/resistencia frente al establecimiento, pero que ese espacio se lo han dejado ganar - por lo menos en este periodo - del Uribismo. Como digo puede terminar siendo un poco "caricatura" pero es que es un debate político que se juega también mucho en el discurso, en algo cercano a lo "semiológico", donde hay disputa por darle sentido a significantes vacíos como el de paz, reconciliación o esperanza.

![endif]--![endif]--


Archivo